GRUPO CRYO

Tratamiento para nódulos tiroideos

Tratamiento para nódulos tiroideos

Contamos con la mejor técnica para tratar nódulos tiroideos de forma mínimamente invasiva y ambulatoria. ¡Hoy disponible en México!

Para empezar...

Los nódulos tiroideos (NT) son lesiones definidas dentro de la glándula tiroides, dicha glándula tiene forma de mariposa y está ubicada en la base del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. La glándula tiroidea produce hormonas que regulan el ritmo cardíaco, la presión arterial, la temperatura corporal y el peso.

Para los nódulos en la tiroides,  te recomendamos el tratamiento de Radiofrecuencia, el cual es una técnica innovadora que destruye el tumor por medio del calor. 

La Radiofrecuencia es una buena alternativa para los pacientes con:

  • Nódulos tiroideos benignos.
  • Bocios.
  • Nódulo tiroideo autónomo.
  • Pacientes con lobectomía previa.
  • No quieren o no pueden someterse a cirugía (por comorbilidades como diabetes, hipertensión, obesidad, etc.)
  • Pacientes con cáncer localmente avanzado (por ejemplo, en ganglios linfáticos).

¿Qué es la Radiofrecuencia y cómo ayuda a combatir nódulos tiroideos?

La ablación por radiofrecuencia (ARF) es una técnica mínimamente invasiva que utiliza calor para tratar los nódulos  en la tiroides.

La Radiofrecuencia guiada por ultrasonido ha mostrado buenos resultados para los nódulos tiroideos benignos, incluidos los nódulos tiroideos que funcionan de forma autónoma.

La Radiofrecuencia mejora eficazmente los síntomas y los problemas estéticos al reducir el volúmen del nódulo tiroideo en un 84.8%.

radiofrecuencia

La Radiofrecuencia se ha convertido en una alternativa terapéutica de primera línea en nódulos tiroideos benignos que presentan molestias compresivas y/o estéticas.

El porcentaje de disminución del nódulo en la tiroides a los 12 meses suele encontrarse entre el 70-80% del volumen inicial, disminuyendo al 67% a los 5 años.

Los pacientes presentan de manera precoz mejoría de la sintomatología compresiva y estética con mejores puntuaciones en el score clínico, estético y en los test de calidad de vida.

¿Cómo podemos ayudarte?

Te asesoramos de forma gratuita y personalizada

Procedimiento Ambulatorio

Te evitamos trámites tediosos con los hospitales

Te asesoramos para canalizar el tratamiento con tu seguro

Te acompañamos en todo el proceso de forma personalizada

 

Somos la única empresa autorizada para ofrecer este procedimiento en las principales ciudades de la República Mexicana.

Beneficios de utilizar este procedimiento para el Tratamiento de Nódulos Tiroideos:
Procedimiento mínimamente invasivo.
Los pacientes refieren mínimo dolor.
Procedimiento ambulatorio (solo se utiliza anestesia local).
Preservación del tejido sano.

Contraindicaciones:

Quemar áreas no deseadas. Por lo que no se recomienda cuando el nódulo tiroideo tiene contacto con vasos sanguíneos o estructuras vitales.

Indicaciones para tu valoración:

• Ultrasonido.
Con fecha de hace no más de un mes.

• Biopsia por aspirado con aguja fina (BAAF).
Realizarse una biopsia no genera ningún riesgo para el paciente, ya que la aguja, al igual que el tratamiento de radiofrecuencia, son guiados por ultrasonido y de mínima invasión. Este es un estudio importante para que podamos saber si eres candidato a tratamiento.

¿Te gustaría saber si tú o un familiar puede ser candidato al tratamiento?

¡Solicita una asesoría sin costo!

Preguntas Frecuentes sobre la Radiofrecuencia

El término nódulo tiroideo se refiere a cualquier crecimiento anormal de las células tiroideas formando un “bulto” o tumor dentro de la tiroides. Los nódulos de la glándula tiroides son relativamente comunes y en la mayoría de los casos benignos (no cancerosos). Sin embargo, una pequeña proporción de estos nódulos sí pueden ser cáncer de tiroides. Por esta razón es importante su seguimiento y evaluación.

Los tipos principales de nódulos tiroideos son:

  • Nódulos únicos o nódulo solitario: cuando tras las pruebas diagnósticas no se identifican otros nódulos. Puede ser un indicio de sospecha de cáncer tiroideo, entre un 5-10% de los nódulos solitarios lo son.
  • Nódulos múltiples o bocio multinodular: conglomerado de varios nódulos que pueden encontrarse en ambos lóbulos de la glándula. El bocio multinodular suele combinar nódulos y quistes tiroideos. En el bocio multinodular la función tiroidea suele ser normal. Un pequeño número de pacientes desarrollan hipotiroidismo.
  • Nódulo dominante: Cuando en la exploración física o en la ecografía se observa un nódulo dominante (de mayor tamaño que los demás) se solicitará la realización de una punción aspiración con aguja fina (PAAF) para descartar la posible malignidad. El riesgo de cáncer de tiroides es el mismo en un nódulo único que en un nódulo dominante de un BMN- Bocio Multinodular.
  • Nódulos sólidos: si el contenido es celular, con poco líquido o coloide (hormona tiroidea almacenada) y tienen mayor probabilidad de ser cancerosos, aunque como ya hemos comentado la mayoría de los nódulos son benignos. Los nódulos sólidos pueden tener demasiadas células en cuyo caso se denominan adenomas.
  • Nódulos mixtos: el nódulo contiene líquido y células. Si es muy grande, existen tratamientos para evacuar parte del contenido y así aliviar posibles molestias.
  • Quistes: cuando están llenos de líquido, suelen ser nódulos benignos. Suele manifestarse como un abultamiento del cuello de crecimiento rápido, de consistencia elástica o blanda. El quiste de tiroides suele ser único y benigno.
  • Nódulos calientes o hiperfuncionantes: otra denominación que se suele usar es adenoma tóxico, producen hormonas tiroideas de manera autónoma, pudiendo provocar hipertiroidismo, puede aparecer en solitario o en un bocio multinodular. Puede resultar de un hallazgo casual al realizar unos análisis de hormonas tiroideas, observándose una concentración de hormonas tiroideas (T4 y T3) que puede estar aumentada, junto con un descenso de la concentración de TSH. La manera de confirmarlo es con una prueba diagnóstica específica llamada gammagrafía, en la cual se demuestra que el nódulo capta yodo radioactivo. Los adenomas tóxicos son benignos.
  • Nódulos fríos: nódulos inactivos que no producen hormonas tiroideas. Se identifican con la misma prueba antes mencionada. La gammagrafía revela que estos nódulos absorben menos material radiactivo que el resto del tejido tiroideo. Los nódulos fríos pueden ser benignos o malignos.
  • Nódulo hipoecoico o hipoecogénico: describe nódulos de baja densidad, generalmente de contenido líquido o grasa. La mayoría de los casos se trata de nódulos benignos.
  • Nódulo hiperecoico: es indicativo de una lesión sólida que convendrá estudiar para descartar su malignidad.
  • Nódulo espongiforme: Su probabilidad de malignidad es prácticamente nula. El nombre describe su apariencia debido a múltiples espacios quísticos y sólidos que le da el aspecto de esponja o panal de abejas
  • Nódulos benignos: más del 90% de los nódulos tiroideos son benignos. Son los que pueden beneficiarse de tratamientos con la finalidad de eliminarlos, contener su crecimiento y evitar que puedan malignizarse. Estos pueden ir desde los mínimamente invasivos a los no invasivos, como el HIFU- Ultrasonidos de Alta Intensidad Focalizados, que de manera ambulatoria consiguen tratarlos de manera segura y eficaz sin efectos secundarios.
  • Nódulos malignos: su prevalencia oscila entre 5%-10%, aunque en el caso de nódulos fríos estas cifras pueden llegar hasta el 17%. Los tumores, suelen ser pequeños y a pesar de presentar un curso lento asintomático y de parecer inocuos pueden producir metástasis e incluso conducir a la muerte.1 El cáncer de tiroides se diagnostica comúnmente a una edad más temprana en comparación con la mayoría de los otros cánceres que afectan a los adultos.

Esto lo puedes saber en tu ultrasonido.

Los nódulos tiroideos (NT) pueden mostrar un patrón ecográfico muy diverso1,2 que muchas veces dificulta una segura catalogación con respecto a su malignidad. Por ello, Horvath et al.3 en el año 2009 propusieron un sistema de evaluación de los NT denominado TI-RADS (Thyroid Imaging Reporting and Data System).

  • TI-RADS 1: Tiroides normal. Ninguna lesión focal.
  • TI-RADS 2: Nódulos benignos. Patrón notoriamente benigno (0% de riesgo de malignidad). Cero puntos en la escala.
  • TI-RADS 3: Nódulos probablemente benignos (<5% de riesgo de malignidad). Cero puntos en la escala.
  • TI-RADS 4: 
  • 4a – Nódulos de identidad incierta (5-10% de riesgo de malignidad). Un punto en la escala 
  • 4b – Nódulos sospechosos (10-50% de riesgo de malignidad). Dos puntos en la escala 
  • 4c – Nódulos muy sospechosos (50-85% de riesgo de malignidad). Tres o cuatro puntos en la escala 
  • TI-RADS 5: Nódulos probablemente malignos (>85% de riesgo de malignidad). Cinco o más puntos en la escala. 
  • TI-RADS 6: Malignidad ya detectada por biopsia o punción.
  • Ultrasonido.
  • Biopsia por aspirado con aguja fina (BAAF).

Si, cualquier seguro de gastos médicos nacional e internacional cubren nuestros servicios.

Radiólogo Intervencionista.

Endocrinólogo.

Somos Grupo CRYO, empresa especializada en tecnología comprobada mundialmente para el tratamiento de nódulos tiroideos.

Nos encontramos en las principales ciudades de la República Mexicana.

Acerca de Grupo CRYO.

Somos especialistas en combatir el cáncer, ofrecemos servicios integrales para el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad. Contamos con tecnología de punta, probada internacionalmente, y con la mejor red de médicos en toda la República Mexicana.